Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

Jim Morrison, el poeta obscuro de The Doors

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

Fotografías: José Ventura Flores

A medio siglo de la muerte de James Douglas Morrison (1943-1971), poeta y cantautor del grupo The Doors, la Coordinación de Extensión Universitaria de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAMX), abrió la conmemoración a este icono musical, quien fue uno los personajes más polémicos en la escena musical de la segunda mitad del siglo XX.

Dentro del Ciclo Porque Amamos el Rock, el historiador de arte Fernando Ramírez López y el músico Daniel Nájera Medellín, inauguraron en la Sala Leopoldo Méndez, de la Galería del Sur, el ciclo de conferencias “¡Y la puerta…fue abierta!”, una entrada libre al teatro de la obscuridad en la escena doorsiana. Este ciclo dirigido a las nuevas generaciones estudiantiles, tiene la finalidad de ampliar el conocimiento sobre el contexto cultural de los años sesenta y setenta en torno al rock, psicodelia, arte y literatura.

El historiador Fernando Ramírez refirió que “Jim fue un poeta que lamentablemente fue considerado como estrella del rock por los medios del entretenimiento, cuando en realidad su interpretación escénica –obscura, erótica y sexual– era un rechazo a los estándares sociales de la época”. Una época en que los universitarios estadounidenses politizados y otros actores sociales expresaban su malestar por el american dream, el consumismo, el conservadurismo y en contra de la guerra de Vietnam, mediante una serie de protestas que tuvieron resonancia a nivel mundial.

Agregó que “Jim Morrison fue uno de esos jóvenes rebeldes e inconformes, nacido en Melbourne, Florida, que creció en plena barbarie apocalíptica de la posguerra”. Su madre fue profesora de literatura, y su padre, un militar en la guerra de Vietnam que vio en Morrison a un niño rebelde que no seguiría sus pasos.

“Desde muy chico, fue amante de la literatura y entre sus pasatiempos estaba leer poesía de autores poco conocidos, de libros que sacaba de las bibliotecas y que sus profesores dudaban que esas obras a las que Jim hacía alusión existieran”, acotó.

 Fernando y Daniel agregaron que en 1961 Jim Morrison se matriculó en la Universidad de California (UCLA), Berkeley, para estudiar cine. En ese momento impartieron cátedra los filósofos de la escuela de Frankfurt, tales como Herbert Marcuse, Theodor Adorno, Leo Löwenthal y otros pensadores que hicieron posible la radicalidad de los jóvenes en 1968. En 1963 también estudiaron en la UCLA, Francis Ford Coppola (El padrino y Apocalypse Now), Oliver Stone (The Doors) y Julian Beck, creador del teatro contestatario anarquista.

Los especialistas en rock sostuvieron que toda esa efervescencia cultural y provocadora, sobre todo cuando llegó el movimiento hippie en 1965, fue absorbida por Jim Morrison para convertirse en actor de escena del primer grupo teatral en la historia. Y Las puertas de la percepción, de Aldoux Huxley (1954), se abrieron para Morrison, al igual que los poetas malditos y la Generación Beat, pasó al otro lado en donde se trasmutó en otro ser.

Nájera y Ramírez indicaron que los dos poetas malditos del siglo XIX que influyeron determinantemente en la poesía de Jim Morrison, fueron Charles Baudelaire (1821-1867) con sus Flores del mal y Arthur Rimbaud (1844-1891) con su obra Una temporada en el infierno. Baudelaire, durante su vida de ocio y bohemia fue enormemente creativo y se le considera el principal representante de la Escuela Simbolista.

Fernando Ramírez sostuvo que Rimbaud desde los diez años escribía poemas “profundos, obscuros, ominosos y más adelante hizo escritos lacerantes contra el sistema francés de aquella época”. Mantuvo una relación amorosa con el poeta Paul Verlaine y a los 18 años decidió no escribir más, desapareció y nunca más se supo nada de él hasta su muerte. Fue el personaje con quien más se identificó Jim Morrison y lo encarnó.

Agregó que otra influencia que Jim Morrison retomó fue la poesía transgresora y rebelde de la Generación Beat de los cincuenta, encabezada por William S. Burroughs. Este famoso escritor, cuando impartía clases en la Universidad de Columbia, rápidamente se hizo de seguidores como Jack Kerouac (On the road), Allen Ginsberg (Aullido), Gregory Nunzio Corso (El feliz cumpleaños de la muerte), Lawrence Ferlinghetti, entre otros.

Daniel Nájera agregó que Jim Morrison también se fogueó de las grandes epopeyas musicales de los años sesenta: Lou Reed, Velvet Underground, Patti Smith, David Bowie, Debbie Harry, Frank Zappa, Jimmy Page, Mick Jagger, Joan Baez, Andy Summers, Tom Waits, entre otros.

“Cuando se conformó el grupo de The Doors, sus integrantes eran músicos que dominan la música clásica, jazz o blues: Ray Manzarek arreglista y teclado; John Densmore, batería; Robby Krieger, guitarra. Con el advenimiento del disco To the Other Side, que produjo la disquera Electra, los jóvenes quedaron seducidos con la voz erotizante, de ultratumba y obscura de Jim Morrison”, explicó el historiador de música.

Nájera mencionó que Jim Morrison, aún con sus episodios de excesos, fue un joven inteligente y cultivado, apasionado lector y que junto a la música como estudiante desarrolló proyectos e ideas en el campo del cine y del teatro experimental.

En 1971, después de la grabación de L.A. Woman, Morrison decidió tomarse un tiempo libre y se mudó a París con su novia, Pamela Courson. Por un tiempo, pareció contento con escribir y explorar la ciudad, pero luego volvió al alcohol y otras drogas. Falleció un 3 de julio de 1971 de un ataque al corazón.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.