Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea

Resurgir en la pandemia con una orquesta musical

Andrea Michelle Cruz González
Estudiante de Comunicación Social
Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco

Hace más de un año el COVID-19 inundó México y nos confinó a todas y todos en nuestras casas, provocando que las y los estudiantes viéramos pasar gran parte de nuestro día detrás de una pantalla, con la mirada atenta al reloj, esperando que terminaran las clases que en un principio parecían temporales, pero que con el tiempo se mostraron como una nueva realidad. En las universidades, algunos estudiantes foráneos (as) tuvimos suerte, pues regresamos a nuestros pueblos, con la familia, a una inimaginable

y nada planeada vida en la que podíamos combinar la escuela con el hogar. Otros (as) fuimos más afortunados (as), pues regresamos, como en mi caso, a Talea de Castro, comunidad localizada en el rincón de la Sierra Norte del Estado de Oaxaca, aproximadamente a cuatro horas de la capital oaxaqueña, que es parte de los municipios de La esperanza, donde la existencia del COVID es nula y podemos llevar una vida relativamente normal.

Hablemos de arte

La comunidad, al igual que casi todas en el estado, aprecia de manera devota la música, la cual es parte fundamental en la identidad de su gente, por lo que cuenta con varias agrupaciones musicales, como bandas filarmónicas, tríos, tamboras, rondallas y la pequeña “Orquesta Recreación y Trabajo”.
Esta agrupación se originó hace más de 90 años: fue fundada por el párroco de la comunidad y desde el inicio estuvo conformada por campesinos, quienes, dentro de sus múltiples quehaceres y obligaciones se dieron tiempo de autogestionarla, formarse musicalmente y aportar al legado cultural de la comunidad. Desgraciadamente, desde hace varios años ha sufrido los estragos de la desorganización, la falta de apoyo y la migración de sus músicos por cuestiones laborales o académicas, por lo que atravesó

una lenta agonía que parecía ser el fin de esta importante institución cultural.
Sin embargo, dentro del mundo en caos e incertidumbre de un año de pandemia, la orquesta vio un rayito de luz para resurgir, pues varios de las y los jóvenes que regresamos al pueblo somos músicos formados en ella y, sin imaginarlo, nos propusimos ponerla de nuevo en el mapa.
En diciembre del 2020, luego de que varios (as) nos dimos cuenta de que nuestra estancia en la comunidad se prolongaría mucho más de lo esperado y debíamos aprovechar a fin de colaborar en ella, comenzamos actividades de recaudación de fondos para la compra y reparación de instrumentos musicales, mobiliario y demás necesidades.

Primero gestionamos instrumentos musicales mediante la convocatoria SECULTA de Oaxaca, con la que resultamos beneficiados (as). Este apoyo nos alentó aún más, por lo que para compartir los avances del proyecto creamos una página en Facebook, la cual nos acercó a mucha gente originaria del pueblo pero radicada en distintas partes, como la capital oaxaqueña, la CDMX y los Estados Unidos, quienes gustosos colaboraron con apoyos económicos o en especie. Ya con lo necesario, iniciamos con la meta final: instruir musicalmente de manera gratuita a niños (as) y jóvenes de la comunidad para hacerlos parte de la larga lista de músicos de la orquesta. Esta fase fue un éxito, pues casi 40 niños (as) iniciaron su formación musical con nosotros.

Hablemos de arte

Las clases se llevan a cabo en colaboración con una saxofonista de la comunidad encargada de instruirlos (as) en solfeo, y también de quienes iniciamos el proyecto, enseñando a tocar los instrumentos que conocemos. Organizando nuestros horarios de trabajo, de clases y actividades personales, continuamos con este gran proyecto que, aunque es desgastante y nunca deja de tener necesidades, nos reconforta no sólo por la retribución que damos a la organización musical que tanto nos dio, sino también por la contribución cultural que significa para el pueblo.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *