Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

II Festival Cultural de Primavera Casa Abierta a la Vida Universidad Floreciente

Reportera: Verónica Ordóñez Hernández

Hablemos de arte

En punto de las 11:00 del día 4 de abril del año en curso, la música emanada de los tambores y la danza afrobrasileña anunció el inicio del “II Festival Cultural de Primavera. Casa Abierta a la Vida. Universidad Floreciente en la UAM Xochimilco”. Un llamado de la Coordinación de Extensión Universitaria (CEUX) para celebrar el inicio de la primavera y con ella el reencuentro, la recuperación de los espacios que dan sentido a la vida académica, estudiantil y laboral, para fortalecer los lazos como comunidad uamera.

El ritmo de Capoeira Angola, un arte marcial procedente de Brasil que combina música, danza y acrobacia, despertó el interés de las y los universitarios que se unieron al recorrido realizado desde la entrada de Calzada del Hueso hacia el Centro Cultural, y que fue guiado por los miembros del grupo Banda Do Saci, compuesto por zanqueros, percusionistas y una bailarina, bajo la dirección del biólogo Juan Carlos de Jesús Calderón.

El júbilo por el retorno a la Casa Abierta al Tiempo congregó a su paso a más de ciento veinte personas, entre ellas al doctor Francisco Javier Soria López, rector de la Unidad; la doctora María Angélica Buendía Espinosa, secretaria de la Unidad, y la doctora Elsa Muñiz García, coordinadora de Extensión Universitaria, con destino final en el Centro Cultural UAM Xochimilco, donde ya los esperaba otro grupo similar de personas para inaugurar las actividades del “II Festival Cultural de Primavera”.

Fue en marzo de 2020 cuando la pandemia del COVID-19 frenó la intención de recuperar la vida cultural en la Universidad, obligándonos a modificar radicalmente nuestra vida, y entonces los esfuerzos se encaminaron a mantener la unidad de nuestra institución. “En abril de 2021 retomamos el proyecto y consolidamos el ‘I Festival Cultural de Primavera. Casa Abierta a la Vida. Universidad Floreciente’, con diversas actividades en línea que traspasaron los muros de nuestra casa”, recordó la doctora Elsa Muñiz en el acto inaugural.
La voz de la doctora Muñiz fue secundada por la de la doctora María Angélica Buendía Espinosa para elogiar el rumbo del festival dirigido a fomentar la cultura, al ser una de las funciones sustantivas que atañen a las universidades y, particularmente a la UAM, una institución que además de formar a los jóvenes en sus profesiones, los capacita para vivir las expresiones multi e interculturales recreadas por el ser humano a partir del lugar en el que nace, crece y se desarrolla.

El corte de listón para inaugurar este festival, por parte de los tres doctores, convalidó el inicio de las veinte actividades presenciales —que tuvieron un aforo total de 1 128 personas— y virtuales en vivo —con un registro de 297 espectadores y un alcance 22 772 visitas posteriores.

La tonalidad multicultural elegida por las secciones de Actividades Culturales, Comunicación y Difusión, Producción Editorial, Librería y Producción Videográfica y Sonorización, así como por los Proyectos de Divulgación de la Ciencia, Formación Musical, Galería del Sur y TVUAM que conforman a la CEUX, dio cabida a la música, la fotografía, la literatura, la danza, la arquitectura, la escultura, la ciencia y el espectáculo teatral circense.

El preámbulo al abanico cultural estuvo a cargo de la Banda Sinfónica de la Secretaría de Marina Armada de México, dirigida por el teniente Domingo Dorantes Méndez del Navío Servicio Músico Naval (SMN). Los cincuenta y dos músicos en escena nos deleitaron con una selección de ocho piezas que invitaron a celebrar la vida. Los instrumentos de viento y percusiones vibraron con la obertura Carnaval, de 1892, del compositor checo Antonin Dvorak, que a decir del teniente de Fragata Bernardo Leonel Segura, es una oda a la vida, a la tierra, la fertilidad y al disfrute del humano por los placeres; El camino real, del músico estadounidense Alfred Reed, inspirada en las raíces flamencas, y Sinatra en concierto, con el arreglo de Jerry Nowak, fueron algunas de las obras que interpretaron. En entrevista, la capitana de corbeta SMN MN Claudia Susana Muñoz Martínez, encargada de la Banda Sinfónica, destacó los más de setenta años de formación musical y su labor en la difusión del arte en el ámbito nacional e internacional.

Durante la semana fue notoria la participación de los alumnos que compartieron con la comunidad sus habilidades artísticas, como es el caso de Gabriel Pano, del onceavo trimestre de la licenciatura en Comunicación Social, quien se vale del arte fotográfico para “empatizar y provocar un acercamiento con ese otro”, un acto que le permite establecer una conexión. Su trabajo se exhibirá hasta el mes de agosto en la Galería itinerante Lázaro Blanco, ubicada en la Plaza Roja del edificio de Rectoría de Unidad.
Asimismo, través del Proyecto de Divulgación de la Ciencia escuchamos la lectura en vivo del doctor Luis Javier Plata Rosas, divulgador con más de 900 productos literarios con la ciencia como tema central, entre ellos La ciencia y los monstruos, título que compartió en el festival.

El espacio virtual fue aprovechado por la Sección de Libre- ría “Dr. Luis Felipe Bojalil Jaber” y el Proyecto Tvuam con la actividad “Libro por libro”, una cápsula de siete minutos en la que se valen del humor para desmenuzar el contenido de los títulos Te buscaré hasta encontrarte. Ilustradores con Ayotzinapa y Álbum de plantas prohibidas, publicados por la Sección de Producción Editorial.

La semana llegó a su fin y con ella la festividad de saberes. En el Centro Cultural se congregaron las y los jóvenes en torno al “Trueque de libros”, una actividad de la Sección de Actividades Culturales ya reconocida entre la población universitaria, la cual tiene la oportunidad de intercambiar publicaciones. En esta ocasión se pusieron a disposición 190 títulos de diferentes áreas de conocimiento.

Mientras esto ocurría, el doctor Francisco Javier Soria López, acompañado de las doctoras María Angélica Buendía y Elsa Muñiz García, develaron la escultura sonora Memoria del Hierro, donada por el artista Félix Blume. La pieza de dimensiones 3.50 x 3.10 x1.10, concebida en colaboración con el Taller Pico de Gallo: Ricardo Ángeles Reyes, José Ariel Iraolagoitía Romero, Carlos Delgadillo Miranda y Fernando Ben Israel Acuña Ramos, se basa en grabaciones sonoras captadas durante las protestas por la Reforma Energética en la Ciudad de México en 2013. La obra recorrió diversos países antes de llegar a la entrada principal de la Unidad Xochimilco donde prevalecerá.

El grupo de Formación Musical de la CEUX fue el encargado de poner fin a una semana en la que prevaleció la exaltación de los sentidos y el disfrute por el reencuentro con la vida misma dentro y fuera de esta casa de estudios: 22 de sus integrantes interpretaron un emotivo programa.

La lucha libre: espectáculo que rompe las esferas sociales

El mundo de la lucha libre fue acogido por la Casa Abierta al Tiempo, al recibir a las leyendas del equilatero: Tinieblas, Fray Tormenta, Máscara año 2000, Solar, Pantera, Super Pinocho, Príncipe de Seda, Sanguinario Junior, Tramposo, Máscara año 200 Jr. y Tormenta Jr., con motivo de la exposición “A ras de lona 2da. caída”, inaugurada en el marco del “II Festival Cultural de Primavera. Casa Abierta a la Vida. Universidad Floreciente”.
Su llegada a la Unidad Xochimilco generó gran expectativa entre la comunidad universitaria y, en un conversatorio guiado por el maestro Eduardo Juárez Garduño, las estrellas de la lucha libre se volvieron a ganar el corazón y la admiración de sus seguidores y compartieron sus historias y motivaciones.
Relataron como cada luchador tiene una historia muy particular respecto a su llegada y permanencia en esta difícil actividad, que para muchos espectadores puede ser falsa; sin embargo, a todos los hermana el amor, el gusto y respeto por la lucha libre.
Para la mayoría de los enmascarados, comentaron, la labor arriba del ring ha significado un cúmulo de satisfacciones, la posibilidad de conocer otras culturas y representar a México en una actividad que se ha convertido en un espectáculo emblemático y de interés turístico, capaz de congregar a gente de todas las esferas sociales. La experiencia acumulada de más 9 604 peleas de Tinieblas, según contó, le dejaron claro que el luchador debe ser un profesional en constante preparación y entrenamiento, y que el secreto para mantenerse en la profesión es la perseverancia y la constancia.

Para Fray Tormenta, esta actividad, a la que llegó por necesidades económicas, reparte sus frutos entre los pupilos de la casa hogar que dirige. El dolor de los golpes recibidos a manos de sus contrincantes, se disipa con la satisfacción de saber que ayuda a quienes más lo necesitan.
Para Máscara año 2000, el encuentro con este espectáculo, que forma parte de la cultura popular urbana, fue casual: una oportunidad que le ha dado una esperanza de vida.
Super Pinocho, por su parte, contó que fue el primer enmascarado en romper con el esquema del luchador serio. Su personaje, querido por los niños, nos recuerda que “si conserváramos el alma de un infante lograríamos todos nuestros propósitos”.
Los enmascarados son homenajeados en la exposición “A ras de lona 2da caída” impulsada por Fernando López Enríquez, egresado de la licenciatura en Diseño de la Comunicación Gráfica de esta universidad. Una faena que deviene del trabajo colaborativo que hace seis años involucró la participación de 64 grabadores nacionales e internacionales, entre ellos, Adolfo Mexiac, Alejandro Alvarado y Armando Romero, en la creación de una carpeta artística sobre la lotería.

En esta ocasión, 37 grabadores conciben dos carpetas en torno al espectáculo de la lucha libre, en la que se inmortaliza a 24 leyendas del ring. En las vitrinas de la Sala Yvonne Domenge, ubicada en el vestíbulo de la biblioteca Ramón Villarreal, se contemplan más de 50 litografías y serigrafías, así como las máscaras de algunos personajes reconocidos que ya abandonaron el plano terrenal.
Las carteleras del año 1976 expuestas en las vitrinas transportan al espectador a las emblemáticas luchas del Santo y el Halcón contra el Perro Aguayo y Colosi Colosetti, por ejemplo.
Esta exposición permaneció en nuestra universidad hasta el 13 de mayo, luego se trasladará al estado de Chiapas y posteriormente a Ecuador.

Hablemos de arte

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.