Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

La UPAVIG previene, atiende y canaliza la violencia de género

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

La violencia de género es un tema actual y es necesario tratarlo; por ello, se están creando reglamentos en las instituciones de educación superior y en otros ámbitos de la vida laboral y social para avanzar hacia su erradicación. El estudiantado de la UAM Xochimilco debe saber que a partir del 2020 cuenta con una Unidad de Prevención y Atención de la Violencia de Género (UPAVIG), cuya misión es coordinar esfuerzos a fin de informar, prevenir, detectar, atender y acompañar psicológica, médica y legal cuestiones concernientes al abuso, acoso o agresión sexual dentro y fuera de la institución.  

En el ciclo “Los miércoles del TID”, la maestra Maricruz Gómez López, asesora técnica de la UPAVIG, señaló que la institución cuenta con un protocolo para atender las quejas relacionadas con la violencia de género. Recordó que los antecedentes de esta unidad son producto del esfuerzo de docentes del Área de Investigación “Mujer, identidad y poder”, quienes en 1984 propusieron visibilizar la condición de las mujeres y dieron vida al posgrado de Estudios de la Mujer en 2012.

En el 2011, este grupo de académicas, junto con la Sección de Orientación Educativa, estudiantes y académicas de la Unidad, integraron el colectivo “Cuerpos que Importan”, que en 2014 derivó en un programa institucional.

Desde ese entonces se ha venido construyendo el protocolo de prevención de violencia de género con una perspectiva feminista; una experiencia que se ha extendido y aprobado a todos los planteles de la UAM.

En este conversatorio virtual, Maricruz Gómez explicó que los conceptos concernientes a este tema se actualizan para su abordaje tanto a nivel teórico como práctico. Indicó que la violencia de género se entiende como una relación de poder donde una persona utiliza la fuerza, la persuasión u omisión para forzar a alguien a hacer algo que no desea, sea hombre, mujer o alguien perteneciente a la comunidad LGBTTTIQ. Enfatizó que cuando se habla de violencia de género no se refiere solamente a las mujeres sino a toda la diversidad sexual.

Para que la comunidad estudiantil esté informada, la UPAVIG realiza talleres, conferencias, cine debate, capacitación, círculos de reflexión y de lectura para sensibilizar y concientizar en torno a estas prácticas violentas que muchas veces son concebidas por usos y costumbres como heteronomales sin que la persona se percate que ejerce violencia.  

La asesora técnica de UPAVIG agregó que en caso de que alguna alumna, alumno o miembro de la comunidad universitaria desee interponer una queja por agresión, abuso o acoso por razones de violencia de género tendrá un acompañamiento durante todo el proceso, y subrayó que llevar una queja es decisión expresa de la persona o víctima sin ninguna obligación de dar seguimiento.

Informó que en el reglamento del alumnado están consideradas las conductas que generan violencia género. También, dijo, existe la Defensoría de los Derechos Universitarios (DDU), cuyos capítulos están apegados a los derechos humanos, aunque es preciso diferenciar entre los agravios que tienen un componente de género sobre aquellos que conciernen a la discriminación, discapacidad, origen indígena o clase social.

Cuando el estudiantado la cuestionó sobre la diferencia entre sexo y género, Maricruz explicó que sexo tiene que ver con las características de nuestros cuerpos, que se trata de una cuestión biológica no elegida y cuyos órganos reproductivos condicionan ser hombre o mujer; aunque también existen los intersexuales, quienes tienen ambos órganos (femeninos y masculinos).

Por otra parte, el género es una construcción social (binaria) impuestas culturalmente por una postura heteropatrialcal que ha naturalizado los roles masculino-femenino, cuya visión se viene transformando gracias a las luchas feministas y de los colectivos de la diversidad sexual.  

Aclaró que la misoginia es odio o rechazo a las mujeres que entra en el ámbito de la discriminación por cuestiones de género, la cual culturalmente sigue existiendo en nuestros días dado que en algunos grupos sociales se otorga poca valía a la mujer. Bajo la perspectiva de la psicología social, esto se entiende como conductas de discriminación, desprecio, devaluación y descalificación de lo femenino, las cuales pueden ser un agravante por razones de género para ser atendidas por la UPAVIG.

Precisó que la Unidad de Prevención y Atención de la Violencia de Género es una instancia que no juzga ni asigna castigo, más bien se analiza, orienta y canaliza de acuerdo al caso o situación dada, concluyó.

Si requieres apoyo escribe a unidaddegenero@correo.xoc.uam.mx

1 COMMENTARIO

  1. Las/Los intersexuales NO tienen órganos masculinos y femeninos. Hoy se denominan DDS desórdenes de la diferenciación sexual o TDS ( trastornos).
    Cuidado con estas confusiones, que generan aún más problemas!

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.