Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Cauce en línea

POEMAS

Letras en línea

Christian Mauricio Conde Rosales
Egresado carrera Psicología Social
División de Ciencias Sociales y Humanidades
Imagen Canvas
POEMA II
¿Has visto tu rostro cuando sonríes?
Es un bello lienzo que sostienen colibríes


¿Has visto tus ojos en el espejo? 
Hacen que me quede perplejo... 
admirando tu belleza,
esto apenas empieza.


¿Has visto tu piel iluminada por el rayo del sol? 
Entrar en contacto con ella es sentir el calor de 
tu corazón
y de tu alma divina me hace perder la razón 
Hace que yo te escriba... poesía.


Yo sé que cuando caminas todos voltean, 
algunos tararean,
no pueden decir tu nombre,
y es que vuelves loco a cualquier hombre. 


Todas las chicas murmuran a tus espaldas, 
no se sienten guapas
tú eres bella de la cabeza a los pies 
puedes darles clases de seguridad después.


¿Has visto cómo te veo cuando estás frente a mí? 
Te doy la razón en todo, quiero que te quedes aquí a mi lado
comer helado y salir a pueblear
que lo nuestro sea una historia sin punto final.
POEMA VII
Imagen Canvas
Sé que te acaricio cuando te miro  y no hace falta decirte nada 
porque te sabes amada
y estamos juntos en un delirio.

Sé que te acaricio cuando te pienso 
y me imagino todos los días a tu lado
es un sentimiento intenso
que por minutos me deja congelado.

Sé que te acaricio cuando te digo te quiero 
y eso te da calidez.
No te hace falta abrigo
Mis palabras eliminan el frío de tu desnudez

Sé que te acaricio cuando te preguntó cómo te fue 
y me cuentas tus tareas y deberes
incluso que te tomaste un té.

Sé que te acaricio cuando te dedico una canción 
y sientes emoción
palpita tu corazón
mientras estamos tirados en el sillón.

Sé que te acaricio cuando te cocino y comes 
no hay un entremés,
y no es que haga esto cada mes,
pero quiero que se sienta como la primera vez.

Sé que te acaricio sin necesidad de tocarte, 
pero esta cuarentena se me hace eterna

Es como una condena 
que extiende mi pena
por no poder acariciarte y sentir tu piel 
y poder ver tus ojos de miel. 

1 COMMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *