Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea

DCBS, reconoce la trayectoria docente en Enfermería

Reportera: Verónica Ordóñez Hernández

Con motivo del término de su relación laboral uam Xochimilco, la doctora Araceli Monroy Rojas, las maestras Maritza García Núñez y Ana Bertha Jiménez Castro, y el maestro Jesús Obdulio López Murillo, recibieron un reconocimiento por su trayectoria docente en la licenciatura de Enfermería de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud (dcbs).

En su mensaje, el doctor Francisco Javier Soria López, rector de la uam Xochimilco, agradeció a las y los académicos que se han jubilado el empeño y compromiso con la universidad, y reconoció su contribución al fortalecimiento de la institución, en particular a la licenciatura en Enfermería, pionera en nuestra casa de estudios.

Aseguró que los aportes que realizaron desde las diferentes instancias —académicas o administrativas— han sido parte fundamental del legado que reciben las y los alumnos(as) en su formación profesional. Deseó al profesor y las profesoras homenajeadas, la mejor de las suertes al lado de su familia, en la nueva etapa que emprenden.

En la ceremonia de despedida, la maestra María Elena Contreras Garfias, directora de la dcbs, felicitó a las profesoras y al profesor por cumplir parte de sus sueños y metas en el aspecto laboral; por decidir despedirse y transformarse para retomar el papel de padres y madres, abuelos y abuelas, tíos y tías, pues el valor de la vida, dijo, “se determina más allá del ámbito laboral.”

“Aunque esta casa de estudios siempre estará abierta al tiempo y a ustedes —aseguró Contreras Garfias—, fuera de sus muros, les espera un mundo que ya conocen, para que lo observen con otros ojos y lo sientan distinto; les esperan otro tipo de aventuras y tiempo de calma, la construcción de un futuro desde otro ángulo.”

El doctor Luis Fernando Rivero Rodríguez, coordinador de la licenciatura en Enfermería, emitió un emotivo mensaje a su partida al profesor y profesoras homenajeadas: Mis queridos maestros: como siempre les he dicho, entre emociones entremezcladas sabemos que el momento de partir ha llegado y esta despedida nos deja profundas huellas a los que fuimos sus alumnos, compañeros de trabajo y amigos. Doctora Araceli Monroy, usted nos deja un ejemplo de lo que es ser una gran enfermera, siempre comprometida y dispuesta a apoyar, una gran líder, coherente entre el ser y hacer de nuestra profesión. Mi apreciado maestro Jesús Obdulio, su compromiso con el aprendizaje y el apoyo en el equilibrio psicoemocional a los(as) alumnos(as), demuestra el gran profesor que es. Mi adorada maestra Ana Bertha, quien por motivos de salud no está presente, siempre demostró la importancia del rol ampliado de la enfermería, el compromiso con la comunidad y el gusto por la gerontogeriatría. Y una gran profesora que ya se encuentra en Chilpancingo, la maestra Maritza García (+), siempre demostró el amor por la profesión y la formación de sus “arañas patonas”, cómo solía decir de cariño a sus alumnos(as).

La doctora Araceli Monroy Rojas, profesora homenajeada, compartió una serie de reflexiones en torno al cuidado, un concepto que ha acompañado a la licenciatura desde su crea- ción, el cual le ha otorgado solidez a las evaluaciones y proyec- tos aprobados, y que ha contribuido a su crecimiento. La labor de los(as) profesionales de esta disciplina, comentó, “tiene que ver con la prevención y promoción de la salud para el cuidado de la vida —una acción fundamental transformadora—, del entorno, de la salud y de las diferentes actividades en torno a la enfermería; en esta labor se asume el compromiso de acom- pañar al ser humano en su ciclo de vida, un modelo que ha transitado de lo empírico-práctico, a lo teórico-práctico, y de lo práctico-teórico hasta el actual empírico-práctico.” Todo ello con acciones concretas centradas en el cuidado, que es una meta de la práctica de la enfermería, entendida como un acto de vida, en el sentido de que representa infinitas activi- dades dirigidas a mantener y conservar la vida y permitir que ésta se continúe y reproduzca.

El cuidado humanitario no es un concepto aislado, es una manera de ser, saber, y hacer, guiado por una serie de acciones que desarrollan las y los enfermeros(as) con los(as) pacientes, a través del proceso inicial, como son la observación, que indica cómo está el o la paciente; la reflexión, que muestra qué hay que hacer; la destreza práctica, que enseña cómo hay que hacerlo y la formación y la experiencia, necesarias para observar cómo y qué pensar.

El plan de estudios de la licenciatura de la uam Xochimilco debe posicionar al y la estudiante en su papel activo, creativo, reflexivo y crítico en su proceso de aprender, porque son las nuevas generaciones quienes construirán la profesión con otra mirada. Una de las metas de la licenciatura es mantener unido el concepto de ciencia como fundamento de las intervenciones y el arte de cuidar, como las destrezas adquiridas ante la realidad y sus imponderables, durante el desarrollo de las actividades profesionales cotidianas.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.