Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea

Japón: Inspiración para el diseño

Prefiguraciones

Laura Rodríguez Flores
Egresada de la licenciatura en
Diseño de la Comunicación Gráfica
División de Ciencias y Artes para el Diseño

Fotografías: Cortesía de Laura Rodríguez

Nací en la Ciudad de México y desde hace once años vivo en Hamamatsu, Japón. De crecer en una de las ciudades más pobladas y activas del mundo, me encuentro en otra extremadamente tranquila, donde habita menos de un millón de personas.


Desde niña estuve inmersa e interesada en la cultura japonesa, ya que estudié en el Liceo Mexicano Japonés. Japón era para mí como visitar otro planeta. Ahora es mi hogar, aquí está mi familia, mis amigos y mis actividades. Para mí, el dibujo siempre fue una necesidad de expresión.

Mis estudios en Diseño de la Comunicación Gráfica en la UAM Xochimilco, me abrieron puertas importantes de conocimiento y exploración creativa.

Me gusta trabajar de manera independiente. En México dirigí un colectivo de artesanos y diseñadores, lo cual me condujo a estudiar un MBA en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) de la Ciudad de México y a obtener una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en colaboración con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (Conacyt-JICA) para un programa de intercambio en Diseño moderno y técnicas tradicionales en el Kyoto Institute of Technology, en 2008. Esa fue la primera vez que viví en Japón y que sería definitiva para que regresara en 2011.

En 2009 comencé a diseñar joyería y a dar clases en la especialidad en marketing, en el IPN. Tengo la fortuna de trabajar con artesanos de México y Japón además de vender mi joyería en galerías, museos y tiendas en la Ciudad de México, Hamamatsu y Tokio. Mis diseños son formas orgánicas que buscan fusionarse con quien los porta: https://laurajoyeria.com/website/

En más de una década de vivir en Japón he aprendido diferentes técnicas tradicionales, como el shodo (caligrafía) y etegami (ilustraciones con textos breves). La primera me parece muy ligada al diseño gráfico, en el sentido de que es una síntesis de ideas en pocos trazos. Por otro lado, en etegami se dice “está bien hecho lo mal hecho”, que en realidad se refiere a un dibujo espontáneo, sin usar lápiz ni goma previamente, sino hacer trazos fluidos. Esta técnica combina ilustraciones, casi siempre sobre la naturaleza, con frases muy breves, a veces haiku, que no describen la escena, sino que son una reflexión.

De manera cotidiana realizo bocetos rápidos en cuadernos tamaño postal, con pinceles de caligrafía en tinta negra (sumi) y acuarela de etegami. Es una especie de diario y es mi entrenamiento. Comparto éstas y otras ilustraciones en mi cuenta de Instagram: @lau_plattard. Además de dibujar, desde 2021
doy clases de dibujo experimental llamado “Mind Drawing”, en el que exploramos y combinamos los sentidos y múltiples materiales y técnicas.

Etegami

Por otro lado, la fotografía es un medio indispensable para mí. Tomo imágenes todos los días con diferentes cámaras, como un referente visual que me permite componer y transformar escenarios cotidianos bajo nuevas perspectivas. Comparto mis fotos en la cuenta de Instagram: @lau_plattard.


Me gustan mucho las calles, las señales de tránsito, el diseño urbano. Hay mucha geometría en Japón. Disfruto ver la escritura como paisaje. Creo que eso se relaciona con mi interés en la obra de Vicente Rojo, desde hace muchos años. Veo muchas similitudes con México. En ambos países hay una estética moderna que convive al lado de lo antiguo. De igual manera, tienen una historia compleja e interesante y un simbolismo en sus tradiciones.


Creo que mi manera de percibir y de expresarme es ya una fusión entre lo mexicano y lo japonés, pero mi inspiración y objetivos son universales. Deseo que mi trabajo invite a otras personas a observar y expresarse en su propia manera, libremente.

1 COMMENTARIO

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.