Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

Francisco Toledo y su fauna fantástica en la Galería del Sur

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

Fotografías: José Ventura Flores

En 2013, el artista plástico Francisco Toledo (1940-2019) exploró gráficamente el universo de las fábulas tras el hallazgo de una versión oaxaqueña de las Fábulas de Esopo, editada por Ignacio Rincón en 1848. A partir de este suceso, el artista zapoteco dio vida a una fauna fantástica a fin de traducir esas fábulas a otras lenguas –zapoteco, mixteco, mixe, otras– con su respectiva traducción en español para apoyar el aprendizaje bilingüe de los niños de la región.

La sala Leopoldo Méndez de la Galería del Sur, de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAMX), atavió sus paredes con 49 piezas trabajadas por este artista en aguafuerte, aguatinta y punta seca, particularmente inspirado en relatos como “La zorra y la cigüeña” que conoció en su infancia. Así, chapulines, ratones, leones, moscas, ranas o tortugas fueron representados por Toledo para reconstruir algunas de las fábulas escritas en la antigua Grecia y dar lugar a la exposición “Fabulas de Esopo”.

La apertura de esta muestra se completó con la lectura del cuento “Fauna fantástica”, del escritor oaxaqueño Askari Mateos, cuyo escrito se inspiró en la obra de Francisco Toledo. Presentado por la doctora Elsa Muñiz, coordinadora de Extensión Universitaria, el literato habló del vínculo que tuvo con el polifacético artista en su época de reportero cuando lo entrevistaba en su casa, allá por el 2006.

En el texto, que forma parte de su libro El principio de Pascal, Askari recrea una ficción sobre la zoología inspirada por Toledo, a partir de las pláticas que tuvo con el pintor juchiteco, y cómo, desde el descubrimiento de dichas fábulas, el artista aprovechó la ocasión para imaginar, dibujar y reconstruir estos curiosos animales que hoy se exhiben la galería del sur.

Su cuento reconstruye una de las muchas exposiciones de la obra del maestro, alter ego de Francisco Toledo, que tenían lugar en alguna galería de Oaxaca, y a las cuales el artista asistía “porque no le quedaba de otra”. Las luces lanzadas por las cámaras televisivas y fotográficas, y las entrevistas con los diferentes medios lo hacían sentir incómodo y lo que más deseaba era “no estar ahí”.

En su relato describe cómo de la vida onírica del artista (Toledo) emergen miles de sapos que traspasan el mundo de los sueños para ser parte de su mundo real. Él los ve por todos lados, pero los demás no y para alejarse de ellos tiene que caminar por el centro histórico de Oaxaca para que desaparezcan. “A los ocho años, quedó pasmado cuando lo asechaba un cocodrilo, fue cuando sus padres le pidieron que lo dibujara y fue así cuando el reptil desapareció.”

Según esta historia, así empezó su pasión por el dibujo de ese artista y todo animal que aparecía a su paso lo plasmaba en su cuaderno hasta que las hojas de papel se acabaron. Entonces pintó en los muros del pueblo y luego dio paso a las placas de metal para hacer una zoología fantástica de cangrejos, elefantes, arañas y pulpos, lo que “le permitió viajar por el mundo”.

La narración de Askari Mateos termina cuando el pintor no ve ni escucha animal alguno, los extraña y sólo ve a un xoloitzcuintle, “un perro que nunca pintará porque a veces desea no estar solo”.

Francisco Toledo fue un hombre compenetrado con su comunidad y su partida aún tiene a los oaxaqueños de luto. Oaxaca es considerado un gran laboratorio de arte, un magnifico taller de gráfica y un gran lienzo para pintar ocupado por artistas de la región y del mundo.

El activismo y la incansable batalla ambientalista que el artista zapoteco encauzó, logró evitar la invasión de empresas trasnacionales en el centro histórico y en el patrimonio cultural edificado de Oaxaca.

La exposición “Fábulas de Esopo”, con la obra del maestro Francisco Toledo, es posible albergarla en nuestra casa de estudios gracias a la Secretaría de Cultura, al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, a la Asociación y amigos del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y a la DCG Mariana Beltrán, jefa del Proyecto de Galería del Sur de la UAMX.  

Estará abierta del 22 de julio al 6 de octubre del presente año, en la sala Leopoldo Méndez, ubicada en el edificio central, planta baja, de 10 a 18 h, de lunes a viernes.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.