Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

Posibilitan la revinculación familiar a residentes del CAIS

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

El trabajo de revinculación familiar que realiza el maestro Jorge Pérez Alarcón en el Centro de Asistencia de Integración Social (CAIS) Cuemanco, desde hace más de diez años, permite que las y los alumnos de la licenciatura en Psicología de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, se acerquen a una realidad social “a la vuelta de la esquina”, con un conjunto de temas relacionados con una discapacidad psicosocial severa que padecen hombres mayores de 18 años, debido al abandono familiar o social.
En el Seminario de Actualización 2021-2022. “El trabajo con Familias: salud, vínculos y significaciones”, del Área de Investigación de Estudios de Familia del Departamento de Educación y Comunicación, el maestro Pérez Alarcón, junto con la psicóloga María Rufina Ortega Cortes, del CAIS, han construido el concepto “psicosis de exclusión” para explicar la problemática que vive esta población, la cual es generalmente desfavorecida económicamente y excluida en los planos social, simbólico y discursivo.
La labor de docencia, investigación y servicio que logra el maestro Pérez Alarcón a través de su proyecto: “Construcción de metodologías para el trabajo con familias en espacios comunitarios”, se apega al debido manejo de los principios del Sistema Modular, cuya pedagogía distingue a nuestra Unidad Xochimilco de otras universidades por su compromiso social, así como el espíritu crítico y transformador ante una problemática real.
Desde la impartición del módulo “Conflicto psíquico, salud mental y sociedad”, el profesor-investigador Jorge Pérez Alarcón transmite a sus estudiantes la manera en que estas personas diagnosticadas con trastorno mental severo encarnan múltiples formas de violencia social, en la medida en que la familia no puede contener la psicosis que sufren estos sujetos.
El contexto de donde provienen generalmente los residentes del CAIS está asociado a la violencia institucional, sea desde la familia, centro de salud o
educativo, casi siempre por una inadecuada asistencia. La psicosis emerge en familias vulnerables que han sido rebasadas en los ámbitos emocional, de salud y económico, dejando al sujeto que la padece sin una red de apoyo que los contenga.

La psicóloga María Rufina Ortega reportó que en el 2021 el CAIS rebasó su capacidad al albergar alrededor de 340 residentes, quienes llegaron a guarecerse por la pandemia COVID-19. En la mayoría de los casos, “la familia es una presencia ausente en el centro de asistencia; pero ésta existe en la narración delirante de las personas”, añadió.


El maestro Pérez Alarcón señaló que el delirio se manifiesta como un refugio de la mente para la sobrevivencia del sujeto; las voces internas aparecen como síntoma, y con ello se gesta una organización delirante en el seno familiar al no entender el conflicto psíquico de la persona. Los vínculos familiares quedan afectados por la vergüenza y el estigma social.
Desde hace siete años este equipo de trabajo empezó a localizar a las familias e invitarlas a las sesiones grupales. Mediante la escucha se observa que se trata de familias descontextualizadas, desvinculadas, culpabilizadas y, generalmente, silenciadas para evadir el delirio del sujeto que lo vive.
Desde la psicoadecuación “se trata de volver a contextualizar a la familia con un soporte básico elemental que le permita vincularse a través de un trabajo de des-culpabilización”. El equipo observa con satisfacción cómo poco a poco participan más miembros de la familia, compartiendo sus historias personales y verbalizando los anudamientos que provocaron la separación del sujeto, para dar paso a una familia narrada.
Un lugar donde el concepto de familia se amplía con los propios residentes del CAIS, a partir de una conversación colectiva en la que todos pueden existir y donde la posibilidad del vínculo es posible.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *