Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Cauce en línea

Los libros de la Unidad… UAM-Azcapotzalco

Hablemos de Arte

Juan Arroyo Galvánduque
Jefe de Producción y Distribución Editoriales
UAM-Azcapotzalco

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Cauce_MAYO-Final-100621-1-733x1024.jpg
Imágenes de archivo de CEU UAM Azcapotzalco

Los libros de la Unidad abarcan —hasta ahora— obras básicamente de difusión y creación literaria, un balance que… y sin embargo, se mueve.

En paralelo a las publicaciones que generan las divisiones académicas, y mediante una Sección ex profeso, estos libros se producen en la Coordinación de Extensión Universitaria, que implementa la difusión y preservación cultural a cargo de la Rectoría de Unidad.

Las publicaciones en Azcapotzalco reestructuraron su naturaleza y alcance en distintos momentos. Hacia 2012 y 2014, con la instrumentación de políticas editoriales, una buena parte de la producción de libros terminó su viaje hacia las divisiones, en especial los de apoyo a la docencia, estudios y resultados de investigación. Se afianzaron las revistas existentes y surgieron varias más. Así, la Sección de Producción y Distribución Editoriales se enfocó desde entonces a consolidar e impulsar las líneas y colecciones de la esta unidad.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Cauce_MAYO-Final-100621b-742x1024.jpg

Libros del Laberinto es la decana; de ella se desprendieron Bajel de Letras (poesía) y Libros del Laberinto (ensayos). Imágenes del Tiempo inicia su ruta con obras que conjuntan varias artes. Se abren camino también los ensayos de divulgación Estudios Humanísticos. Otras colecciones esperan a que se reúnan las condiciones para desarrollar materiales de divulgación científica, como Altadares o bien, que la comunidad estudiantil, con buen soporte académico, se aventure en los buenos oficios literario y narrativo en la colección Empezar por el Principio (talleres y concursos de cuento, poesía y cómic). A estos esfuerzos se suman coediciones y colaboraciones con las divisiones, con las publicaciones de la Dirección de Publicaciones y Promoción Editorial (DPPE) de la UAM y con editoriales o instancias externas. Se evalúan y publican obras del personal académico, algunas más de egresados (as) y en ocasiones de quienes aún estudian. También se trabaja con propuestas de autoría externa.

Hoy en día, las tecnologías de la información y comunicación posibilitan la optimación y diversificación de productos editoriales para la enseñanza y gestión del conocimiento, en especial en términos de lo accesibles que resultan y por su interacción con audiencias específicas.

Una buena parte de las publicaciones divisionales navegan ya en esas aguas, la mayoría quizá son anfibias. Las impresas seguirán echando raíces en el resguardo de acervos y bibliotecas, en abrir acceso a grupos sin posibilidades tecnológicas o en atender necesidades, digamos aún terrestres: afectos culturales y preferencias por la lectura pausada y objetual. Los libros de la Unidad devienen también anfibios. El confinamiento no ha hecho más que intensificar la reflexión sobre algunos de estos aspectos y otros —como distribución o resguardo— para el trabajo editorial de la unidad y de esta universidad.

Difundir y preservar la cultura “es” una de las tres funciones sustantivas de la UAM; la apuesta es que una mayor y mejor interacción con la docencia y la investigación, sin duda, refuerza al conjunto: se aporta sentido, su relación las nutre y brinda mejores salidas al compromiso con la sociedad.

La lectura experta —léase universitaria— de buenos materiales y libros, de la palabra creativa, analítica y propositiva, diversa y plural, de la ficción, la poética y la fantasía posibilita que la UAM forme personas capaces e imaginativas, críticas y autónomas, abiertas y orgánicas, asertivas y puntuales en el uso y la comprensión del lenguaje: agentes de cultura profesionales, científicas y académicas innovadoras, enfocadas a la resolución colaborativa de los múltiples y complejos retos actuales.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *