Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Cauce en línea

Aves silvestres del suelo de conservación de la Ciudad de México

Ecos de Ciencia y Medio Ambiente

Alejandro Meléndez Herrada
Profesor e Investigador Titular UAM Xochimilco

Imagen Canvas

El suelo de conservación de la Ciudad de México (CDMX) ofrece una amplia variedad de hábitats donde la fauna silvestre puede encontrar los recursos necesarios para subsistir. En conjunto, los humedales de las alcaldías de Xochimilco y Tláhuac, así como las zonas boscosas de Milpa Alta, Tlalpan y La Magdalena Contreras mantienen una riqueza de especies considerable. Dentro de la fauna, al menos 355 especies de aves han sido debidamente documentadas, además de otras que se han adherido a la información general en los últimos años, lo que convierte a las aves silvestres en el grupo más numeroso en especies en comparación con todos los demás vertebrados juntos (con 162 especies) en la CDMX.

De esta riqueza de aves, 39 por ciento lo conforman especies residentes, es decir, que están presentes todo el año, y 61 por ciento presentan hábitos migratorios, principalmente en otoño e invierno, cuando muchas de estas especies llegan desde Canadá y Estado Unidos (EUA) para integrarse a la avifauna residente o algunas continúan su migración hacia el sur del país, centro y sudamérica. Además del número de especies, lo que ofrece innumerables oportunidades de investigación científica, las aves son de particular interés para la ciudadanía al ser carismáticas, fáciles de observar y variadas en sus colores, formas y comportamientos.

En la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM Xochimilco), he desarrollado actividades de investigación y difusión de las aves de esta región, comúnmente, alrededor de las actividades académicas que he propiciado, adherido al Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Departamento de El Hombre y su Ambiente.

En los inicios del interés ornitológico en la región, en la década de 1980, la UAM Xochimilco fue pionera en develar la existencia de una riqueza ornitológica de 160 especies de aves en el primer inventario avifaunístico que abarcó un ciclo anual en los humedales de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco (actualmente con más de 212 especies reportadas). De ellas, aportó los primeros registros de anidación de varias especies acuáticas (zambullidor orejón, cerceta canela, pato cabeza roja y avoceta americana, entre otras), demostrando aún más el valor de estos humedales. De manera similar, en la década de 1990, las investigaciones en la Ciénega de Tláhuac develaron su importancia como humedal en la región y fue propuesta como Área de Importancia para la Conservación delas Aves (aica-037). Desde entonces, en ambas zonas de humedales se han registrado 229 especies, de las cuales 89 dependen exclusivamente del ambiente acuático, como las garzas, patos, zambullidores, chorlos y playeros, e incluso aves marinas como gaviotas, charranes y pelícanos.

Imagen Canvas

En la zona montañosa del suelo de conservación, primordialmente los bosques son el foco de atención como hábitat de alrededor de 145 especies de aves en las serranías de Xochimilco y Milpa Alta; no obstante, en los bosques y cañadas en conjunto se reportan al menos 206 especies. También aquí, la UAM Xochimilco ha tenido amplia presencia al investigar y difundir el conocimiento sobre estas aves, desde el gorrión serrano, prácticamente endémico a estas montañas, hasta las avifaunas de cada tipo de bosque. La investigación ha sido aún más valiosa al trabajar con las comunidades locales con educación ambiental y entrenamiento en el conocimiento de sus aves para la conservación y el aprovechamiento “aviturístico”.

Aunque existe una tendencia a prestar mayor atención a los ambientes “más conservados”, también son de interés aquellos donde las actividades agropecuarias ofrecen recursos a las aves silvestres. Innumerables especies granívoras e insectívoras habitan en estos lugares controlando plagas de “mala hierba” e insectos que ahí proliferan. En este sentido, otras aves se com- portan como plagas al alimentarse de los cultivos, como son el Zanate Mayor, algunos tordos y, más recientemente, con la invasión del Perico Monje Argentino y la Paloma de Collar Turca. Si bien en algún momento de su ciclo de vida se comportan como plagas, en otros momentos, en realidad, también o hacen como controladoras de otras plagas de plantas e invertebrados.

Aquellos espacios urbanizados también son atractivos para un número importante de aves, principalmente con las áreas verdes como parques, jardines, camellones, terrenos baldíos y panteones. Sólo se requiere de prestar atención a quién está ahí habitando. Este fenómeno se ha hecho más notorio en esta emergencia sanitaria por COVID-19, donde la gente ha dispuesto de más tiempo para ver lo que hay en el entorno. El trabajo con comunidades urbanas también ha sido materia del quehacer académico.

Actualmente, las zonas lacustres y montañosas son materia de innumerables prácticas de campo, investigación modular, servicios sociales y tesis de posgrado. Desde luego, se ha tenido presencia en innumerables foros para la conservación del patrimonio natural y cultural, incluyendo las actividades de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en la región, así como colaboraciones con otras instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Pronatura México y Ducks Unlimited de México, entre otras. Cabe mencionar la colaboración con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) para el compendio de la Biodiversidad de la Ciudad de México (volumen II) en el capítulo de “Aves”, de donde parte de la información ha sido mencionada arriba.

Dentro de la UAM Xochimilco, destaca el manual para la observación de aves Aves Silvestres de la UAM Xochimilco: Una Guía Ilustrada, que pretende adentrar a la comunidad universitaria en la observación de aves, iniciando con las 72 especies que se han registrado en nuestras instalaciones. También, con el libro Aves del Distrito Federal: Una Lista Anotada, donde las aves del suelo de conservación ocupan un lugar preponderante.

Un acercamiento hacia las aves silvestres de la Ciudad de México, lo puede tener la ciudadanía en general al consultar y ser partícipe en las plataformas de Naturalista (https://www. naturalista.mx) y aVerAves (https://ebird.org/averaves/home o http://avesmx.conabio.gob.mx/).

En este sentido, el suelo de conservación ofrece una variedad de ambientes también de interés para la observación de aves (birdwatching), por lo que no es raro que los once grupos de observadores de aves en la CDMX acudan a estos lugares para disfrutar y monitorear las especies que ahí se distribuyen, y al menos dos de esos grupos lo conforman alumnos y exalumnos de la UAM Xochimilco UAMeros Pajareros (https://www.facebook.com/UAMerospajareros/ y Tiranos Urbanos (https://www.facebook.com/TiranosUrbanos420/).

En conclusión, las aves silvestres presentes en los diversos ambientes del Suelo de Conservación ofrecen una amplia oportunidad de experiencias académicas y disfrute de la naturaleza para la ciudadanía.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *