Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

Necesaria la prevención y diagnóstico temprano del cáncer testicular

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

Fotografías: José Ventura Flores

En México, la incidencia en cáncer testicular ocupa el quinto lugar; sin embargo, estamos en segundo lugar en mortalidad, lo cual es sumamente grave.

“Estos datos revelan que los pacientes carecen de cuidado en la prevención por desconocer los signos y síntomas de la enfermedad testicular o simplemente, porque el varón siente vergüenza de abordar el tema con familiares, amigos o médicos”, sostuvo el doctor Andrés Salas García, especialista en Uro-oncología, al dictar la conferencia inaugural Diagnóstico temprano de cáncer testicular, en el marco de la Primera Feria de Promoción a la Salud, organizada por el Programa de Universidad Saludable, a cargo de la doctora Sofía de la Cruz Pérez.

Señaló que aproximadamente 4,500 casos de cáncer testicular en varones de entre 15 a 35 años de edad son diagnosticados al año en hospitales mexicanos de gran concentración y, a partir de los 50 a 60 años de edad, los hombres pueden presentar tumores testiculares de diferentes extirpes germinales.  

El urólogo describió que entre los síntomas típicos de un tumor testicular están el aumento de volumen, cambios en forma y textura o la aparición de una joroba en el testículo. “Cuando esto se detecta, es el momento de acudir al médico para llegar a un diagnóstico y, en su caso, a una intervención quirúrgica, de lo contrario la enfermedad seguirá avanzando hasta que no se pueda hacer nada por el paciente”.

Los testículos, añadió, “son órganos sexuales que se encuentran dentro del escroto y son una parte fundamental del sistema reproductor, ya que el noventa por ciento de la testosterona se produce en ellos, lugar donde se forman los espermatozoides”.  

Recomendó una exploración a la semana para reconocer un tumor o un cambio en la forma testicular. “Los tumores testiculares son del tamaño de un chícharo o grano de arroz; suelen tener una joroba dura al frente o al lado del testículo; un crecimiento anormal e incremento en la consistencia; dolor o disconfort en el testículo o en el escroto, así como una diferencia inusual en el tamaño de los testículos”.

Sin embargo, dijo que es normal que un testículo cuelgue más que otro; que esté firme pero no duro ni muy blando.

¿Qué podría generar una joroba o una inflamación en el testículo?

El doctor Andrés Salas anotó que la patología escrotal es un tema inmenso, que va desde infecciones hasta tumores. Está el Varicocele, inflamación o crecimiento de las venas testiculares “que lo hace gordo”; el Hidrocele, fluido en las diferentes capas que rodean el testículo y generalmente se le relaciona con una infección o trauma, no obstante, “no es infrecuente encontrar un hidrocele asociado a un tumor testicular”.

Está el quiste de epidídimo, que es el más común, pero llega a espantar a un paciente. “Al principio se sienten bolitas como de cinco centímetros, se percibe discretamente duro sin presentar dolor, hasta llegar a grandes concentraciones de líquido que llegan a medir diez centímetros y se operan más por el volumen que alcanzan entre las piernas, el cual molesta al caminar”

La Torsión testicular, inflamación súbita y dolorosa que requiere intervención quirúrgica para no perder el testículo. Y la Epididimitis, que es considerada una enfermedad de trasmisión sexual que se controla con antimicrobianos.

La mayor parte de los tumores testiculares se van a gestar en las células germinales, aquellas que permiten la formación de espermatozoides. Entre los más importantes están los seminomas que son los más frecuentes en edades de 15 a 35 años de edad; y los no seminomatosos, que es un cáncer testicular más agresivo.

Concientizar a la población masculina mexicana sobre la importancia de la exploración testicular semanal es necesario, a fin de identificar la presencia de alguno de los síntomas mencionados y, en su caso, asistir al médico.

A lo largo de dos días, la Clínica Condesa realizó pruebas gratuitas de Hepatitis “C” y VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana); el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea supervisó la donación voluntaria y altruista de sangre, asimismo, brindó información sobre los efectos negativos de las adicciones, y la Fundación Marie Stopes explicó a la población estudiantil el uso de anticonceptivos.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.