Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Cauce en línea Letras en línea

Poemas

Profr. Gilberto Casillas Pétriz
Licenciatura en Química Farmacéutica Biológica
Departamento de Sistemas Biológicos
División de Ciencias Biológicas y de la Salud

Imágenes: Archivo de Canvas

No me digas adiós
No te alejes de mí cuando el Sol se ponga,
para que la oscuridad pase de largo sobre nuestras cabezas
mientras escribamos nuestra historia.

Quédate un rato más que dure un siglo,
antes de que decidas irte con el alba
llevándote mi tiempo en tus entrañas.

Déjame dibujar tu rostro en mi memoria
con la sanguina de mi dolor, y la acuarela de mis lágrimas.

No me digas un ‘hasta luego’
que después se vuelva un ‘adiós’,
y termine habitando el vacío de mi corazón
por una eternidad que dure apenas un instante.

Mejor, mírame a los ojos y dime que me quieres,
con un beso que sea tan largo
como el suspiro eterno de la muerte,
y tan breve como toda una vida contigo.

Oda a los Amantes de Valdaro
Osamentas en el abrazo eterno de la muerte abrigadora, liberadora.
Él, protegiendo a su amada del dolor que se acerca inminente.
Ella, acariciando la mejilla de su amado, consolando al miedo oculto
bajo la coraza orgullosa de hombre valiente.

Ella sabe que él es inmortal en su memoria;
él sabe que ella es inmortal entre sus brazos.
Sus órbitas se miran con destellos de lágrimas serenas;
sus muecas maxilares simulan sonrisas apacibles, de ensoñación;
de satisfacción plena en la víspera de la muerte
y en la comunión de sus cuerpos perpetuos que emergen de la tierra,
triunfantes ante las calamidades del tiempo y del mundo.

Así se vive la eternidad, con las almas acompañándose mutuamente
a través del río del destino, con el amor a flor de piel,
y con la ofrenda de huesos a flor de tierra, recostados bajo el sol indiscreto;
muriendo en paz,
y perviviendo en las páginas perennes de su propia historia.

Si el amor es…, te amo
Si el amor es una enfermedad, te amo sin remedio.
Si el amor es una guerra, te amo sin tregua.
Si el amor es una prisión, te amo sin escapatoria.
Si el amor es un abismo, te amo sin parapente ni ataduras.
Si el amor es una confusión, te amo sin reglas.
Si el amor es una tormenta, te amo sin refugio.
Si el amor es una mala costumbre, te amo sin decencia.
Y si el amor es un ataque fulminante al corazón, te amo hasta la muerte.

2 COMMENTARIOS

  1. Mi estimado amigo Poeta. Siempre con tus poemas muy de tu estilo. Y que bueno en UAM, valora tú espíritu y talento.
    Que sigas inspirado.

    Saludos

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.