Cauce

Publicación bimestral de la Coordinación de Extensión Universitaria

Boletin Cauce Cauce en línea Cobertura UAM Xochimilco

El conflicto Rusia-Ucrania, antesala de un nuevo orden mundial

Cobertura UAM Xochimilco

Reportera: Guadalupe Ochoa Aranda

Doctora Ana Teresa Gutiérrez Del Cid

Años después de la desintegración de la Unión Soviética, en 2004, Ucrania cambió su política exterior para acercarse al Occidente y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN); sin embargo, los problemas económicos y la dependencia energética de Rusia dificultaron dicha tarea. “El conflicto ruso-ucraniano se agudizó en 2014, cuando el candidato pro-estadounidense Víktor Yúshchenko llegó al poder, al invalidarse la elección de Víktor Yanukóvich, del Partido de las Regiones, quien fue el ganador”.

La doctora Ana Teresa Gutiérrez Del Cid, historiadora y experta en Relaciones Internacionales del Departamento de Política y Cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco (UAMX), participó en el conversatorio virtual “El conflicto Rusia-Ucrania en la antesala de un nuevo orden internacional”, organizado por la maestría de Relaciones Internacionales de la División de Ciencias Sociales de la Unidad.

Indicó que con Yúshchenko en el poder, los demócratas intervencionistas junto con los republicanos, encabezados por George Bush, utilizaron la teoría de Brzezinski, el cual sostenía que Rusia sin Ucrania perdería su calidad de país asiático. Desde entonces, “Ucrania se convirtió en un territorio donde las organizaciones de la Unión Europea (UE) volcaron sus esfuerzos por separarla de Rusia.

“La visión de Brzezinski funcionó dando un golpe de Estado blando y el presidente emanado del euromaidán (nacionalismo ucraniano) logró convertir a Ucrania en un proyecto anti-ruso a través de la derrama económica del Instituto Republicano de Estados Unidos para derrocar al presidente Víktor Yanukóvich”.

Por otro lado, “Crimea que era ya un país independiente en ese momento, fue reabsorbida por Rusia tras un referéndum en el cual la población voto por la separación de Ucrania, y que resultó estratégico para Rusia por la ubicación geográfica de Crimea, por sus reservas de gas y la salida al mar”.

El pasado 24 de febrero Rusia inició la operación militar sobre Ucrania, una decisión dolorosa para el gobierno ruso, ya que tuvo que sacrificar su buena relación con Europa Occidental.

Ucrania, considerada el país más grande de Europa del Este y Oeste (603.550 kilómetros cuadrados), codiciada por su tierra negra y fértil agricultura, tiene además triple unicidad, porque ahí vive una minoría húngara, ucranianos y rusos. “El derrocado presidente Yanukóvich tenía como lenguas oficiales el ruso y ucraniano; sin embargo, una fracción nacionalista de ucranianos suprimieron el idioma ruso y promovieron el odio contra los rusos por no participar en los eventos del 2014”.

La doctora Ana Teresa Gutiérrez explicó que los miembros del Consejo de Seguridad y Cooperación para Europa plantearon a Vladímir Putin el “Formato de Normandía” para la resolución del conflicto Rusia-Ucrania por la vía diplomática, con la participación de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania. “Estos acuerdos –dijo–, pretendían que dieran cierta autonomía a las repúblicas proclamadas, se respetara el estatus del idioma ruso y no se les tratara como ciudadanos de segunda”.

Pasaron ocho años y llegaron nuevamente los demócratas con Joe Biden a la cabeza del gobierno estadounidense, quienes siguieron los lineamientos de Brzezinski. La ponente recordó cómo Donald Trump, asesorado por Henry Kissinger, proponía hacer un balance de poder en las relaciones internacionales. “En realidad, lo que quería Trump era aproximarse a Rusia para combatir a China, pero los demócratas como Obama y Biden optan por debilitar a Rusia colocando presidentes a modo en Ucrania”.

A principios de año, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski solicitó entrar a la OTAN sin reconocer los acuerdos de Minsk, y dijo algo trascendente para Rusia: “piensa salirse del Memorándum de Budapest, firmado en 1994, el cual suscribe que países como Ucrania no pueden tener componentes nucleares”.

La respuesta del secretario de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, fue que cualquier país que haya sido neutral puede entrar a organización. Rusia, al no recibir ningún tipo de respuesta de la OTAN ante la petición ucraniana de ser parte de la UE, decidió llevar a cabo una operación de ataque de desmilitarización a Ucrania.

La especialista añadió que “el Pentágono en Ucrania tenía laboratorios para llevar a cabo experimentos de zoonosis; esto es, traspaso de enfermedades virales de animales a seres humanos, y tenía la intención de utilizar la central nuclear de Chernobyl para su beneficio”.

También indicó que el derecho internacional ha sido violado una y otra vez desde la desintegración de la Unión Soviética, y sostuvo que el orden mundial que prevalecía después de la segunda guerra mundial ya no existe. Consideró que “está emergiendo un nuevo orden mundial multipolar donde China y Rusia mantienen un lugar importante, sin olvidar que son aliados”.

Para concluir, la doctora Gutiérrez Del Cid expuso que el elevado precio del gas en Europa provoca desesperación entre la población, debido a que se apostó por las energías limpias sin obtener los resultados deseados. El nazismo ha renacido en Europa y la UE apoya la guerra para que el Nord Stream (gasoducto europeo del norte) no avance, ya que su apertura significa mayor presencia económica para Rusia.

1 COMMENTARIO

  1. La interpretación de la guerra verdadera (no es simplemente un conflicto) presentada en este artículo está basada en las lecturas de algunos de los autores rusos que proyectan la ideología de sus autoridades (en el artículo faltan las referencias bibliográficas con los nombres de estos autores). Todo el contenido de esta publicación nos lleva a concluir que la guerra actual en Ucrania está justificada, aunque en realidad las armas de destrucción masiva están destinadas a acabar con todo en el territorio ajeno para ellas que es Ucrania, incluso, y que para mí es imperdonable – con la población civil ucraniana en masas sin importar el género, edad, nacionalidad. A mí que accedo diario a los testimonios de la gente de allá que están defendiendo a su Patria y también que puedo entender las publicaciones de análisis objetivo en ucraniano, ruso, inglés, francés, etc. sin acudir a un diccionario, me impacta que en la UAM se divulga información sesgada e, incluso, no comprobada (como, por ejemplo, sobre laboratorios de zoonosis) participando de esta manera en la promoción de toma de posturas de odio hacia una(s) nación(es) y de compasión hacia otra.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *